Sin tanto placer, sin tanto dolor

“Esto es un ciclo: nos disolvemos en lo primordial
Y cada noche devela una iniciación”
—Enrique Urbina
No debería forzarme a llenar la página en blanco
No debería forzarme a llenar la página en blanco
No debería forzarme a llenar la página en blanco
Ni a dejarla en blanco

Ni a llenarme el plato Ni aguantarme el hambre
¿Y aguantarme al hombre?
El hambre —concéntrate—
El hambre de un desayuno que me devora
El hambre de ser otra
El hambre de, por lo menos, buscar ese otro destino-sentido

Hacer una disertación de una sola palabra

Solo una,
¿para comenzar?
Y para terminar
y hacerla en silencio: una clara disertación en silencio de una sola palabra

Patíbulo
Patíbulo dos puntos

En domingo solo me lavo los pies
En domingo sola me lavo los pies
es mi baño pero antes barro el espacio (con los pies)

Me desacostumbré a usar un refrigerador: lonoto, lo anoto
Compro guardar, abro su puerta, reviso la temperatura, me obsesiono con el termómetro: me obsesiono con lo que parece vivo dentro de mi departamento
La promesa de la caja fría que detiene el tiempo de vida, aversiescierto
Voy a meter un jueves de la semana junto con una de las clases que no he planeado, mi útero también, aversiescierto

Me visto de verde limón
mi cara al espejo es como un recorte sobre una post-it gigante
¿una cerveza?, el portazo me levanta de mis huesos, (ya no) pienso

Pienso luego escribo
(para que no me descartes)

Soy una posibilidad entre todas
una que juega a los dedos de Mallarmé
digo a los dados, los dedos los dados
¿Cuántos tengo en esta mano?

Cuento: el dinero que no tengo, ese también voy a guardarlo en los planes que no hago
Con el cuento del nunca acabar, por ejemplo

Dije que no iba a llenar la hoja
Y la hora ya está eructando
Típico: escribo hora y era hoja, escribo dedos y era dados, escribo quiero y me corta, la hora, la hoja, los dedos
Me quitan los dados-los dedos

En este pequeño papel fluorescente del color de mi vestido cabe mi discurso sobre la palabra patíbulo (imagíneselo en silencio, pero por favor)
Del lat. patibŭlum.
1.m. Tablado o lugar en que se ejecuta la pena de muerte

¡Muerte! ¿Escucharon? Muerte merezcan los días que lleno por llenar, por puro placer o porque duele (o no) duele demasiado.

Por otra parte, no hay nadie detrás del cilindo rotoplas, revisa
Por otra parte, continúa la lluvia de plumas de pájaro
Por otra parte, mi cuerpo ya se fue por partes, pero regresa el corazón a la espera del eterno silencio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s